Nueva York Noticias
Sin categoría

La neurociencia explica por qué muchas víctimas de violación no se defienden

El descubrimiento podría ser decisivo en procesos judiciales en el futuro.
El descubrimiento podría ser decisivo en procesos judiciales en el futuro.
El descubrimiento podría ser decisivo en procesos judiciales en el futuro.

Foto:
Karolina Grabowska / Pexels

Uno de los argumentos más empleados en los juicios por violación es que la víctima no evitó la agresión, no huyó o luchó contra sus agresores. Según demuestra un estudio del University College de Londres (UCL), esta reacción tiene una base neurocientífica.

La investigación, publicada el lunes en Nature Human Behaviour y realizada por el profesor Patrick Haggard y Ebani Dhawan, exestudiante del University College de Londres (UCL), explica por qué las mujeres que sufren una agresión sexual se quedan “congeladas” durante la experiencia, incapaces de moverse o gritar, algo que experimentan el 70 por ciento de las mujeres en esta situación.

Una respuesta neuronal ante el peligro

Patrick Haggard y Ebani Dhawan argumentan que la inmovilidad puede ser totalmente involuntaria. 

Muchos animales quedan brevemente paralizados ante una amenaza leve, lo que les deja mejor preparados para rápida una reacción de lucha o huida. Sin embargo, ante una amenaza inmediata y grave, el comportamiento puede cambiar a una inmovilidad prolongada en la que el cuerpo queda completamente congelado o flácido.

Esto se debe a que la respuesta del cerebro ante una amenaza puede incluir el bloqueo de los circuitos neuronales que controlan voluntariamente el movimiento del cuerpo. 

En los seres humanos ocurren procesos similares, y los estudios de los cuestionarios han demostrado que las víctimas de agresiones sexuales a menudo dicen ser incapaces de moverse o gritar durante la agresión, incluso cuando no están físicamente oprimidas o inmovilizadas.

“Dejar de culpar a las víctimas de manera inapropiada”

En los procesos judiciales, la falta de reacción por parte de las mujeres a menudo es utilizada como un argumento en su contra por los defensores de los agresores y violadores, que argumentan que esa falta de resistencia equivale al consentimiento. Pero si, como demuestra el estudio, la víctima está “involuntariamente inmóvil”, ese argumento es incorrecto, advierte los autores.

Para Haggard, profesor de Psicología y Ciencias del Lenguaje de la UCL, “la ley reconoce desde hace tiempo la eximente de ‘pérdida de control’ y puede conceder la responsabilidad atenuada en situaciones específicas en las que se demuestra que las acciones se realizaron sin control voluntario”. 

“Tras revisar las pruebas neurocientíficas, sugerimos que se tenga la misma consideración con la inmovilidad involuntaria durante la violación y la agresión sexual” y que se deje de culpar a las víctimas de manera inapropiada.

“Es esencial llamar la atención de la sociedad sobre la importancia crucial del ‘consentimiento activo’”, concluye el científico.


Sigue leyendo:
· Estudio sugiere que los pulpos también tienen pesadillas
· Descubren nueva especie de dinosaurio tras hallar fragmentos fósiles en España
· Los viajes de verano de 2023 serán los más caros hasta ahora para los estadounidenses, revela estudio

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Explosión de bomba en Burkina Faso deja al menos 35 civiles muertos

Nueva York Noticias

Ofrecen curso gratuito para aprender a dejar de alquilar y empezar a ser propietario de una vivienda

Nueva York Noticias

El Niño Prodigio: Horóscopo de hoy 6 de Enero de 2023

Nueva York Noticias
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más